Todo comenzó en el año 1994, en Sicilia - Italia, cuando Alfonso Farruggia termina su servicio militar y su pasión por las pizzas sicilianas, lo llevó a madurar la idea de poner en práctica todo lo aprendido en su adolescencia gracias al maestro Toni Zambito, el pizzaiolo siciliano por excelencia.
Esa visión lo lleva a diversas ciudades de Italia, Alemania, Suiza y Holanda, donde perfecciona su creatividad en pizzerías con horno a leña, imponiendo su sello personal de calidad en cada pizza que elabora, por lo que recibe en forma creciente, la grata aceptación de su clientela.

En el 2008, cruza el Atlántico y llega a Maracay, Venezuela donde funda su propia pizzería, La Bella Napoli, cuyas pizzas son elaboradas con productos frescos y de calidad, con el toque personal de su propietario y con un auténtico sabor siciliano. Así ganó la aceptación del mercado venezolano, que le dio el prestigio que hoy ostenta.

Ese éxito, basado en la preferencia de sus clientes y su crecimiento sostenido lo trae a Panamá donde funda CIAO BELLA PIZZA, localizada en San Francisco, a fin de formar parte de nuestra familia y brindarle a la clientela panameña la experiencia, la calidad y el sabor de una verdadera pizza italiana.